Kim Kardashian cuenta el secreto de su trasero (y no es lo que todos pensaban)

Mucho se ha especulado todo este tiempo sobre el aumento de tamaño del trasero de Kim Kardashian. Que si operaciones estéticas, que si tratamientos… Mientras, ella se limitaba a lucirlo y presumir de atributo sin aclarar si era o no fruto de la genética o de talonario. Ahora la estrella de realitiescuenta la realidad: se inyecta cortisonaen la retaguardia, pero no por el motivo que todo el mundo cree.

Su trasero se han convertido en su mayor reclamo físico, llegando a protagonizar portadas de revistas, pero han traído muchos dolores de cabeza a la Kardashian, y es que la razón por la que se inyecta cortisona es una enfermedad. Ha contado que padece psoriasis, una dolencia de la piel que causa descamación e inflamación, y ha de inyectarse cortisona cada cierto tiempo para paliarlo. Algo que, en ocasiones, produce un efecto secundario: el aumento de glúteos.

La celebrity se ha sincerado por completo en su web, y ha contado que fue gracias a su madre que descubrió que la padecía. “Cada varios años me pongo una inyección de cortisona. De hecho me acabo de poner una porque mi psoriasis ha empeorado bastante durante mi viaje a Las Vegas. Eso es algo que casi nadie sabe sobre mí“, confiesa la estrella de las Kardashian en un livestream con sus fans.

Sobre la cicatriz que tiene y que se vio en unas imágenes que circularon por Internet también ha hablado. Según ha contado, su médico le dijo que había “una posibilidad entre un millón de que me quedase una marca gigante en el trasero tras ponerme la inyección. Y, por supuesto, eso fue lo que pasó”, explicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
WhatsApp chat