LA REVISTA VOGUE Y SU CONTROVERSIAL PORTADA

Para nadie es un secreto que el 2017 es el año de la diversidad y la revista Vogue, siempre al día con las tendencias, se unió a este fuerte movimiento con su portada de aniversario número 125.

 

Esta vez el foco de atención no se centra en Kendall Jenner ni en Gigi Hadid, a pesar de que sí aparecen en esta edición, resulta que Vogue apostó por la diversidad e incluyó en su portada a la primera mujer asiática, Liu Wen, la modelo de talla grande, Ashley Graham, además de Imaan Hammam, Adwoa Aboah y Vittoria Ceretti.

 

“Una apuesta por la diversidad donde no importan las medidas, el color de la piel o los rasgos físicos”, cita la publicación, aunque muchos comentarios han surgido porque Ashley Graham es la única modelo que se cubre el muslo con el brazo, ¿será casualidad o querían ocultar algo de su cuerpo?

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *