Debbie Harry: Cumple 77 años y permanece como la rubia platinada más deseada del Rock

Por Marcos Sánchez markrumors@gmail.com

La Romana, R.D.- La primera vez que mi sentido auditivo tuvo acceso a la voz de Angela Trimble (nombre de nacimiento de nuestra reseñada), fue con la canción “Heart of Glass”, pieza a ritmo Disco y matices New Wave que sonaba con frecuencia en la radio y que sólo un grupúsculo de privilegiados poseían en formato de cassette o disco de vinilo.

Era algo envolvente y atrayente a la vez porque la voz de Deborah Ann Harry, quien luego se conoció a secas como Debbie Harry, emanaba una sensación hipnótica e invitaba a explorar qué más había detrás de aquella espectacular rubia platinada miamense criada en adopción en Nueva York.

Debido a que La Romana estuvo un buen tiempo abocada al consumo de música Rock por los nexos de este género con la cultura turística desarrollada en Casa de Campo y puesta en práctica en Génesis, la discoteca de Altos de Chavón, no era indiferente escuchar allí los hits radiales, televisivos, discotequeros y de carteleras musicales.

El grupo que fundó Harry junto a Chris Stein (ambos venían de previos grupos de Rock), se llamó Blondie en alusión a Harry por el color rublo de su pelo. El caso de Billy O’Connor, Fred Smith, Clem Burke y Gary Lachman se adicionaron más adelante para darle forma permanente al proyecto.

Previo a “Heart of Glass”, que fue en si el cuarto sencillo extraído del álbum “Paralell Lunes” el cual puso en el mapa al grupo, habían ya dos otras producciones que si bien existían, no menos cierto era que pasaron inadvertidas hasta cierto punto: el álbum homónimo debut “Blondie” (1976) y “Plastic Letters” (1977).

Debbie Harry se ganó rápidamente el mote de símbolo sexual y quizás por su experiencia laboral como Conejita Playboy, no reparaba en exponerse con ribetes de sensualidad que infartaron a decenas de jóvenes seguidores dentro y fuera de Estados Unidos teniendo éstos los llamativos pósteres de su imagen bien colocados en las paredes de sus habitaciones.

Con un legado musical que compila 11 álbumes de estudio (ella en solitario lleva 5), 38 sencillos populares, 14 grandes éxitos, 7 vídeo álbumes (de allí existen 35 videoclips) y 3 Extra Plays, Debbie Harry parece no mermar un solo segundo al cumplir hoy 77 años y proyecta todavía el mismo magnetismo de su dilatada exposición mediática.

Canciones posteriores a “Heart of Glass” dieron muestra de que la sensual rubia venía para quedarse y fue así como los hits “Hanging on the Telephone”, “Sunday Girl”,
“One Way or Another”, “Dreaming”, “Union City Blue”, “The Hardest Part” y “Atomic” llenaron la radio, carteleras de éxitos y discotecas con el rostro de Debbie Harry elevando su fama fuera de su natal EE.UU. de manera singular, en Inglaterra y Australia. Eso luego se extendería a Latino América, otros países de Europa y hasta en Japón.

Para la salida del LP “Autoamerican”, el día que este servidor cumplía apenas ocho años, Blondie aseguró su entrada a la singular década de los 80s con el masivo hit radial “The Tide Is High” al estilo
Reggae y Calipso, enviando así un saludo a la comunidad musical de descendencia afrocaribeña.

Importante destacar que esa canción no es autoría de la Harry con Blondie, es un tema original de 1976 a ritmo Rocksteady del grupo jamaiquino The Paragons, que contaba con John Holt como vocalista líder. El tema fue producido por Duke Reid.

Previo a su popularidad internacional en la versión de Blondie, “The Tide Is High” fue grabada en 1978 por el también popular jamaiquino Gregory Isaacs vía una producción de Tony “Prince Tony” Robinson.

Un punto clave en la carrera discográfica de Blondie y Debbie Harry como intérprete fue su colaboración con el reputado productor musical Giorgio Moroder (eje central en la carrera de Donna Summer y pionero del Euro Disco), con el arrollador hit “Call Me” que escribió junto al citado productor y fue el tema central de la banda sonora del film de 1980, “American Gigolo” escrito y dirigido por Paul Schrader con Richard Gere en la cúspide de su popularidad junto a Lauren Hutton.

La hilera de éxitos de Blondie se incrementó con “Rapture”, canción resultante en una ingeniosa combinación de New Wave, Disco y Hip Hop con una sección de rap que forma una coda extendida.

Ese tema estrenó videoclip el 31 de enero de 1981 en el desaparecido espacio televisivo “Solid Gold”, siete meses antes que la televisión cambiara para siempre respecto a ver vídeos musicales cuando el 1 de agosto de 1981 naciera MTV (Music Television), el primer canal 24 horas y permanente dedicado a la difusión de vídeos musicales.

Tras la salida de “The Hunter” (24 de mayo, 1982), Blondie no volvió a grabar como grupo sino hasta “No Exit” de 1999 de donde se desprendieron los sencillos “Nothing Is Real but the Girl”, el titular “No Exit” y el #1 de Reino Unido “Maria”. Hasta el momento de este artículo, ese álbum compila 2 millones de ventas globales.

Blondie tiene tres producciones reciente: “The Curse of Blondie” (2003), “Panic of Girls” (2011) y “Pollinator” (2017), su hasta ahora última producción discográfica.

Deborah Ann Harry nació el 1 de julio de 1945 en Miami, Florida, EE.UU. Aparte de figura femenina rockera, es conocida por sus aportes filantrópicos en pacientes con cáncer, múltiples roles en filmes (incluyendo TV y participación en vídeo juegos) más una tripleta bibliografica, siendo “Face It” (2019) la tercera y primera autobiografía.

Harry vivió varios años junto a su compañero de banda Chris Stein, pero nunca optó por tener hijos. Él en su lugar sí lo hizo y Harry es la madrina de sus dos hijas, dejando entrever la amistad cimentada en ellos después de su relación sentimental.

Aún con 77 años, el rostro de Debbie Harry es un viaje a una rica y especial experiencia dentro de la cultura popular gracias a su carisma, imponente personalidad y obviamente, su distintiva voz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.