Del clásico al ‘sporty-chic’, la evolución del estilo de Michelle Obama

Desde que dejase la Casa Blanca, Michelle Obama se ha centrado en su carrera como escritora, una trayectoria que le ha servido entre otras cosas para mostrar cómo es realmente, pues durante los 8 años de presidencia de Barack Obama siempre supo mantenerse en un discreto segundo plano. En 2018 dio el salto con ‘Mi historia’, donde reveló una faceta íntima con aspectos de su vida privada como detalles sobre su juventud o las crisis matrimoniales por las que había pasado. Por el contrario, su nueva obra, ‘Con luz propia’, es una reflexión sobre sus relaciones en diferentes ámbitos de la vida, las dudas y la incertidumbre en momentos de crisis. En ambas giras de presentación de los ejemplares han llamado la atención sus atuendos, completamente alejados de los looks que solía vestir en su época como primera dama , y es que ella es consciente de que la moda es otro de los puntos clave en sus apariciones públicas. A sabiendas de que vivir en el foco público iba a suponer cambios importantes en la mayoría de facetas de su vida, Michelle asumió el papel y ‘sin quererlo’ se convirtió en un referente de estilo dentro y fuera de su país. Michelle Obama lucía un estilo clásico en su época como primera dama. Instagram @michelleobama Un estilo que evoluciona En vistas a sus últimos estilismos en los que apuesta por un estilo rompedor con tintes deportivos, poco queda de la Michelle que se decantaba por outfits de aires clásicos a todas horas. Según las declaraciones de sus libros y una recopilación de diversas entrevistas a los medios estadounidenses se pueden conocer algunas de las claves de su armario que han contribuido a configurar la imagen que desprende hoy. En primer lugar, reconoce que, aunque la moda le interesa, en sus tiempos como esposa del presidente no quiso dar una imagen demasiado definida del estilo que seguía por miedo a que se la encasillase o a desprender una imagen equivocada con su vestimenta. Su armario actual no tiene nada que ver con el de hace algunos años. Instagram @meredithkoop Por ese motivo decidió contratar los servicios de expertos en moda, maquilladores y peluqueros con los que lograr un resultado más pulido. Fue precisamente en ese momento cuando comenzó su andadura con la estilista Meredith Koop , quien la asesora desde hace más de una década y que, según cuenta siempre está pensando en los diferentes registros. «Siempre estoy planteándome qué es apropiado, qué es apropiado para el público que va a verla, qué es cómodo y qué va a quedar bien». Una relación basada en la confianza y en la estrategia de ‘prueba y error’. «Meredith entraba en mi vestidor de la residencia con varios percheros rodantes y nos pasábamos una hora o dos probando prendas y emparejando conjuntos», cuenta la ex primera dama en su primer libro. Con el lanzamiento de su primer libro su estilo se modernizó, Instagram: @meredithkoop A sabiendas de que en los actos públicos a los que acudía todo lo que llevase se examinaría con lupa, Obama decidió apoyar a diseñadores que no eran demasiado conocidos en la época y que gracias a que ella en parte han alcanzado la fama. Entre sus marcas de cabecera favoritas figuraban J .Crew, Marchesa, Christian Siriano o Michael Kors , a las que actualmente habría que añadir otras firmas como Balmain, Versace, New Bottega Veneta, Stuart Weitzman, Fila o Ganni entre otros. Según relató Koop en una entrevista en Vogue, a diferencia de hace un lustro, «ahora Michelle quiere ir cada vez más cómoda . Ahí está la clave de todo». Y puede que ese sea precisamente uno de los motivos principales del cambio que se ha visto en sus últimas apariciones, donde claramente se ha visto una evolución hacia un estilo más urbano, colorido y vanguardista. En los últimos tiempos ha ido incorporando nuevas firmas como Balmain, Versace, New Bottega Veneta, Stuart Weitzman, Fila o Ganni. Instagram: @meredithkoop Cuenta además que a lo largo de estos años Michelle ha aprendido a sacar partido de los básicos y aprender cómo es su cuerpo para encontrar siempre la elección más favorecedora. Si antes los vestidos y faldas eran sus principales opciones, ahora los monos y pantalones acampanados se han convertido en sus imprescindibles. Los accesorios y peinado también han variado. Instagram: @meredithkoop Los accesorios también han sufrido un cambio, pues ahora son mucho más grandes y vistosos, dotándole de más personalidad al conjunto. Tampoco hay que perder de vista el peinado , donde la media melena se ha sustituido por una larga cabellera con trenzas y juveniles recogidos . MÁS INFORMACIÓN noticia No La evolución del estilo de Ana de Armas, nominada a los Globos de Oro noticia No Los mejores trucos para triunfar en estas rebajas En definitiva, el vestidor de la abogada y escritora ha evolucionado a un ritmo similar al de su estilo de vida, pasando del formalismo a la vanguardia y encumbrándola de nuevo como un referente de moda en medio mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE