El MVP, Bryce Harper, lleva a Philadelphia Phillies a su primera Serie Mundial desde 2009

FILADELFIA — Cuando los Philadelphia Phillies firmaron a Bryce Harper por 13 años y $330 millones de dólares antes de la temporada del 2019 fue proyectando un momento como el de la octava entrada del juego del domingo en el Citizens Bank Park.

SELECCIONES EDITORIALES

Harper, el reinante Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Nacional, bateó un jonrón de dos carreras contra el relevista venezolano Robert Suárez, para guiar a los Phillies a un triunfo de 4-3 sobre los San Diego Padres en el quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional para ganar el playoff 4-1.

Philadelphia, que entró a los playoffs con un tercer puesto comodín y como sexto clasificado de su liga, consiguió su octava aparición en la Serie Mundial y la primera en 13 años.

Los Phillies entraron a la octava entrada perdiendo 3-2. El receptor J.T. Realmuto bateó sencillo contra el derecho Suárez. Con el estelar zurdo Josh Hader calentando en el bullpen, el dirigente de San Diego, Bob Melvin, eligió dejar que Suárez se midiera a Harper, quien lidera la postemporada en jonrones, dobles, anotadas, empujadas y todos los promedios importantes.

Harper mandó un sinker de 99 millas por hora de Suárez hacia la banda contraria para convertirse en el primer bateador de los Phillies que conecta un jonrón de la octava entrada en adelante con su equipo perdiendo el juego.

«Yo no tomo las decisiones aquí. Teníamos a nuestro mejor lanzador, también. Él ha sido nuestro hombre todo el año», dijo Hader.

«Sí, lo sigo diciendo, ¿verdad? La oportunidad de poder estar en esa situación no la habría tenido a menos que J.T. consiguiera ese hit. Le dije a K (Kyle Schwarber) mucho antes de subir los escalones, démosles algo para recordar», dijo Harper.

«En ese momento, solo quería poder hacerlo en casa. No quería volver a tomar ese vuelo de regreso a San Diego. Simplemente no quería tomar un vuelo de cinco horas y media. Quería pasar el rato en casa y disfrutar esto aquí con estos fanáticos y esta organización y esta gran base de fanáticos», agregó.

«Solo quiero agradecer a J.T. por llegar allí y darme esa oportunidad en ese momento», dijo Harper, quien tiene 10 dobles y 10 jonrones en 30 juegos de playoffs en su carrera.

Jean Segura: Fueron 11 años de sufrimiento pero llegué a la Serie Mundial

El infielder dominicano alabó la labor de conjunto de su equipo para llegar al Clásico de Otoño, en especial con Bryce Harper, de quien dijo que debería ser DH por el resto de su carrera.

Harper, un siete veces Todos Estrellas con dos premios MVP y el Novato del Año en 11 años en las Grandes Ligas, batea .419 con seis dobles, cinco jonrones, 11 carreras impulsadas y 10 anotadas en la actual postemporada. Fue electo Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato, tras batear .400 con tres dobles, dos jonrones y cinco impulsadas en 20 turnos.

«Mejor imposible», dijo el manager Rob Thomson. «Quiero decir, me ha demostrado una y otra vez que no hay momento que sea demasiado grande para él, y lo ha superado muchas veces. Simplemente lo esperas cuando va al plato», agregó el piloto.

El encuentro se celebró bajo lluvia constante, baja temperatura y fuerte viento. No exactamente las mejores condiciones para jugar al béisbol, pero las que tradicionalmente imperan en esta zona del país en esta parte del año.

Por segunda vez en la serie, los estelares abridores Zack Wheeler y Yu Darvish tuvieron un cerrado duelo monticular. Darvish laboró seis entradas, permitió cuatro hits y dos carreras, transfirió a tres rivales y abanicó a cinco. Wheeler ponchó a ocho, no caminó a nadie, le pegaron tres hits y le anotaron dos veces.

Ranger Suárez:Trabajamos para esto todo el año

El serpentinero dominicano abrió un juego y relevó en otro en la SCLN, dijo que está preparado para el rol que le pida su mánager, y que el objetivo es conseguir el título de la Serie Mundial.

Lanzando su recta a 99 millas por hora, Wheeler retiró a los primeros 10 bateadores de San Diego hasta que el jardinero dominicano Juan Soto pegó un enorme cuadrangular de 439 pies a la zona de los bullpens, al lado de la verja del jardín central, con un out en la cuarta entrada.

El jonrón de Soto, su segundo de la serie y el séptimo de su carrera en playoffs (empatando el récord de Carlos Correa para jugadores menores a 24 años), se convirtió en la primera carrera de los Padres contra Wheeler en 28.2 innings, entre serie regular y playoffs, la más larga actualmente de un lanzador contra un oponente en Grandes Ligas.

San Diego no le anotaba al «As» de Philadelphia desde el 24 de julio del 2018. El último bateador de la cuarta entrada, Josh Bell, bateó un rodado que golpeó tan fuerte a Wheeler, que la bola rebotó hasta la zona del receptor Realmuto, quien sacó el out en primera base.

José Alvarado: «Creo que he sido una de las piezas clave para mi equipo»

El jugador de los Phillies se muestra feliz y agradecido tras coronarse en la Liga Nacional.

En la séptima, Jake Cronenworth bateó sencillo al primer lanzamiento de Wheeler y el manager Rob Thomson decidió sacar a su lanzador estrella con 92 lanzamientos. El dominicano Seranthony Domínguez, quien salvó el juego 3 con dos entradas en blanco, sustituyó a Wheeler.

El inicialista recibió al relevista con doble por el jardín izquierdo que impulsó a Cronenworth para empatar la pizarra 2-2. José Azócar entró como corredor emergente y avanzó a 3B y luego al plato por lanzamientos salvaje, para que los Padres se pusieran en ventaja por primera vez en la tarde.

Domínguez es primer pitcher con tres wild pitches en un inning en postemporada desde Clayton Kershaw, en el juego 1 de la final de la Liga Nacional del 2009, entre Los Ángeles Dodgers y los Phillies.

Cuando Darvish permitió doblete al torpedero Bryson Stott comenzando la séptima, el manager Bob Melvin también le aplicó la grúa a su abridor y trajo al derecho venezolano Robert Suarez, quien apagó la amenaza para preservar la ventaja.

Seranthony Domínguez: La armonía fue lo que nos trajo a la Serie Mundial

El lanzador dominicano de los Phillies resaltó que el pase de su equipo al Clásico de Otoño no lo esperaba nadie, pero la unidad de propósito fue vital para lograrlo.

Suárez, sin embargo, no pudo completar el trabajo para mantener vivas las esperanzas de los Padres de alcanzar su tercera Serie Mundial y la primera desde 1998.

«Es un momento difícil. Quiero decir, molesta. Hemos sido muy buenos a la hora de cerrar los juegos. Suárez ha sido increíble. Creo que es el primer jonrón que le da a un zurdo en todo el año», dijo Melvin.

«Al final del día, esperábamos llegar más lejos, así que es decepcionante. Creo que probablemente haremos un balance un poco más tarde y evaluaremos el año, pero en este momento es difícil de hacer», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *