El nuevo PSG debuta en la Champions ante el Dortmund. ¿Cuándo despegarán sus nuevas fichas?

El Paris Saint-Germain arrancó su previa campaña en la Liga de Campeones con plantel que presumía de la presencia de Lionel Mess y Neymar, llevándose una victoria ante la Juventus.

Los dos cracks no marcaron esa noche y el PSG fue eliminado de la máxima competición europea de clubes en los octavos de final por quinta vez en siete años.

El adiós prematuro, otra vez, dejó en evidencia el gran fracaso de la estrategia del PSG de ensamblar un equipo plagado de estrellas pero sin personalidad.

Los dueños de Qatar decidieron cambiar de plan durante el último mercado de pases y un renovado PSG saldrá el martes a medirse contra el Borussia Dortmund al levantarse el telón de la fase de grupos del torneo.

Como es habitual, los campeones de Francia gastaron a manos llenas en nuevos fichajes. Pero parecen haber dejado atrás la obsesión de adquirir a jugadores de marquesina.

Al competir por 12da ocasión seguida en la fase de grupos, el PSG que sale a escena es muy distinto al que capituló ante el Bayern Múnich la pasada temporada.

Arriba, Marco Asensio llegó procedente del Real Madrid, Gonçalo Ramos del Benfica y Randal Kolo Muani del Eintracht Frankfurt. Kolo Muani se perfila para completar un tridente ofensivo netamente francés junto a Kylian Mbappé y Ousmane Dembélé, éste último fichado del Barcelona.

El PSG también revolucionó su mediocampo con las adquisiciones del uruguayo Manuel Ugarte y el surcoreano Kang-in Lee. La zaga se reforzó con Lucas Hernández y Milan Skriniar.

Aparte de las salidas de Messi y Neymar, el equipo dejó partir a Sergio Ramos y Marco Verratti. Han adoptado el planteamiento 4-3-3 bajo la dirección del nuevo técnico Luis Enrique, quien no ha tenido que lidiar con tener que acoplar juntos a Neymar, Messi y Mbappé.

Los inversionistas qataríes, que tomaron el control del club en 2011, confían que la nueva estrategia sea la acertada para poder trasladar su dominio doméstico a Europa. Y también confían que Luis Enrique, ganador de la Liga de Campeones, la Liga de España y la Copa del Rey en su primera temporada de su etapa al mando del Barcelona.

“Cuando un equipo, un club, se obsesiona con algo, no es una buena señal», advirtió Luis Enrique el lunes ante las insistentes preguntas sobre cuándo el PSG podrá reinar en Europa. «Hay que tener ilusión, esperanzas, ambición… Obsesionarse no funciona en ningún sector de la vida. Estamos ilusionados y motivados, con muchas ganas de hacer disfrutar a nuestros aficionados, pero no hay obsesión”.

Pero los nuevos jugadores aún no acaban de acoplarse y el estilo de posesión del técnico español no ha dado dividendos inmediatos.

En la Ligue 1, el PSG apenas ha sacado ocho puntos en cinco partido, su peor cosecha desde la temporada 2010-11, y vienen de sufrir una derrota en casa 3-2 ante Niza el viernes pasado. El PSG lució endeble y carente de ideas, con Skriniar y Dembélé muy por debajo de su mejor nivel.

Luis Enrique no se alarma.

“Es cierto que no ha sido un gran comienzo», reconoció. «Siempre me ha pasado con los equipos en los que he estado. Hay muchos conceptos e información para darle al jugador… Es un proceso. Y por la experiencia, necesito tiempo, que es maravilloso. No pido tiempo, porque ya sé cómo funciona esto, pero estoy muy tranquilo. Llegará el buen fútbol, seguro”.

«Es evidente que necesitamos mejores resultados, pero en actitud y comportamiento no estamos mal”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE