Matrimonios fugaces de famosos; cuando el “sí, acepto” arruina las relaciones

Anuel AA y Yailin se casaron en un juzgado de Santo Domingo en junio de este año. Sin aparatajes y vestidos con sus estilos caracteristicos, los urbanos dieron el “sí, acepto” y lo presumieron horas después en redes sociales para la sorpesa de muchos que no avistaban este paso. Sin embargo, 69 días después la dominicana y el boricua dieron indicios de una supuesta ruptura. De hecho, en redes sociales aseguran que la pareja “más viral” habría inicado el proceso de divorcio.

De confirmarse este dato, los reguetoneros entrarían en una extensa pero poco anhelada lista de figuras públicas que se divorciaron poco tiempo después de haber pasado por el altar.

Artistas internacionales

El fímero matrimonio de Britney Spears: duró menos de 48 horas.

“El sábado 3 de enero del 2004, Britney Spears y un amigo llevaron demasiado lejos una broma al casarse. Spears y (Jason Allen) Alexander han solicitado la anulación, que será efectiva el lunes 5 de enero”, informó en ese entonces en un comunicado la casa discográfica del artista.

Se trató de una de las bodas más breves de la historia del firmamento artístico junto a la de la actriz Zsa Zsa Gabor y Felipe de Alba que duró un día; la del actor Dennis Hopper y Michelle Phillips que duró 8 días y la de la  actriz Drew Barrymore y Jeremy Thomas, con una duración de 29 días.

Kim Kardashian y Kris Humphries

Esta pareja puso fin a su matrimonio tras llevar 72 días de convivencia. La razón, él sólo quería una chica sencilla a quien amar, pero se chocó con la dura realidad, la celebridad Kim Kardashian tiene muchas cualidades, pero la sencillez no es precisamente una de ellas. Y quedó comprobado con la retransmisión de su relación en el reality ‘Keeping up with the Kardashians’, que también hizo que Chris huyera.

Bradley Cooper y Jennifer Esposito

Únicamente duraron cuatro meses. En 2006 celebraron una gran boda en Francia, el único recuerdo que les queda, y no es bueno para ella quien una vez, luego de siete años de separados, lo calificó como “fanfarrón, arrogante y manipulador”.

Ana María Orozco y Julián Arango

La protagonista de “Yo soy Betty, la fea”, Ana María Orozco, y su exesposo Julián Arango, se separaron en el año 2000, no tenían ni el año de casados. Él fue quien más hizo por recuperar su matrimonio, pero la diferencia de carácteres influyó para que ella buscara al fotógrafo Pedro Franco, otra relación que tampoco duró. Ella reconstruyó su vida con el músico argentino Martín Quaglia y es mamá de Lucrecia.

Scarlett Johansson y Ryan Reynolds

Nunca posaron juntos en la alfombra roja ni permitieron que los paparazzi los captaran en actitud cariñosa, pero se casaron en 2008, compraron una mansión de US$ 2.8 millones y en 2010 se separaron. “Vivir con otro actor es complicado, todo se hace competitivo”, dijo de Ryan, quien tiene dos hijos con la actriz Blake Lively. Scarlett se divorció de Romain Daurian, luego de dos años por sus estilos de vida diferentes.

Cristian Castro

En 2017 el artista mexicano sumó su nombre a la lista de matrimonios más fugaces del espectáculo, cuando se dio a conocer que su tercera esposa, Carol Victoria Urbán le pidió el divorcio justo en medio de su luna de miel, en Europa, 28 días después de haberse unido por lo civil.

La historia de amor entre el actor Eddie Murphy y la productora Tracey Edmonds duró un total de dos semanas en anularse, incluso los propios invitados ya escucharon a la pareja discutir en la luna de miel. 

Pamela Anderson y Jon Peters también protagonizaron uno de los matrimonios más cortos, separándose tan solo doce días después del enlace. Aunque la pareja se conoció en 1980 durante las fiestas en la mansión de Playboy, decidieron darse el ‘sí, quiero’ este pasado 2020 en secreto. 

Tras el divorcio, el propio Peters dio su versión de lo ocurrido en el que, al parecer, Pamela Anderson lo convenció para casarse con ella porque debía dinero y él se ofreció a pagar sus deudas.  Ella misma también explicó que no significo una boda real e incluso un divorcio, que, simplemente, fue “un almuerzo extraño”.

A quienes tampoco les duro mucho la felicidad del enlace fue a la actriz Carmen Electra y al jugador de la NBA, Dennis Rodman.

Ambos duraron casados nueve días tras su enlace en 1998 en Las Vegas (EE UU). En su solicitud de anulidad, afirmaron “fragilidad mental” como razón para deshacer el matrimonio. “Nuestra relación fue muy pasional. Cuando fue buena, fue increíble. Y cuando fue mala, fue la peor”, dijo la actriz en su momento.

Otro fugaz matrimonio que se vivió en las Vegas fue el de Nicolas Cage y Erika Koike, que no duraron juntos ni una semana. A los cuatro días quisieron deshacer el enlace. 

Comunicadoras dominicanas 

Isaura Taveras se casó con José Darío Rodríguez en 2018 y 12 meses más tarde decidieron divorciarse. En una conversación con Luz García para el especial “Cuerpos Hot 2020”, la comunicadora dijo que a pesar de dos divorcios que ha tenido aún cree en el “amor y matrimonio”; pero, afirmó que nunca se va a prestar para tener una relación “disfuncional”.

La influencer y comunicadora Gabi Desangles y el productor José Chabebe evitaron afirmar o negar que se encontraban en proceso de divorcio,a pesar de que su ruptura fue ampliamente difundida en redes sociales.

“Nadie merece ser víctima de linchamiento digital/social y difamaciones malsanas porque eso destruye aunque otros tantos se benefician. Rescatemos la empatía pues al final todos somos seres humanos”, publicó Gabi en su Instagram junto a un comunicado compartido también por Chabebe.

La pareja se casó el 9 de julio del 2021, cuando compartieron con sus seguidores de las redes sociales transmitiendo la ceremonia en vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.