Pujols se despide de San Luis con cuadrangular, igual como inició

Albert Pujols y su compañero de equipo Yadier Molina son honrados durante una ceremonia antes del inicio del último partido de la temporada regular de los Cardenales el domingo 2 de octubre de 2022 contra los Piratas de Pittsburgh en San Luis. (AP)

San Luis se puso de pie el domingo para aplaudir por última vez un cuadrangular de Albert Pujols en serie regular, exactamente 7,846 días después de hacerle reverencia con aplauso colectivo propio de una afición que sabe de béisbol al primero que pegó con esa camiseta, en el viejo Bush Stadium, el nueve de abril de 2001.

Como para agregar un detalle mayor. Ese primer vuelacercas como un Cardenal llegó en su primer turno en la casa del equipo hasta 2005 hace 257 meses y el conectado el domingo se trató de su última aparición en ese uniforme de local. Los Cardenales cayeron ante los Piratas por 7-5.

El palo de Pujols fue ante una bola rápida a 92.9 millas por hora del dominicano Roansy Contreras y la envió a 409 pies proyectada por Statcast por el jardín central. Como ha sido el caso durante el último mes, el lleno total 29 de la temporada en el Busch Stadium exigió una llamada a escena, y Pujols lo cumplió al salir del banquillo y quitarse el casco ante la multitud.

“Sabía que no había forma de que Dios me trajera de regreso a San Luis para avergonzarme”, dijo Pujols, que se prepara para jugar la postemporada este mes.

Se trató del jonrón 702 en la blindada carrera del quisqueyano y 23 de la temporada, la cereza de un pastel en una jornada donde los Cardenales despidieron con globos y cañonazos a uno de los tríos de mayor impacto que han pasado por la segunda franquicia con más coronas en la MLB.

Contreras es el lanzador número 457, récord de las Grandes Ligas, al que Pujols ha jonroneado.

Pujols conectó un doble productor de dos vueltas en la primera entrada. Ahora tiene 2,214 impulsadas en su carrera, que ocupa el segundo lugar de todos los tiempos detrás de las 2,297 de Hank Aaron. Babe Ruth también impulsó extraoficialmente 2,214 carreras, pero muchas no se contaron porque la estadística no fue reconocida por el béisbol hasta 1920.

El jonrón de Pujols el domingo, con un swing a 105.3 mph y tuvo 4.9 segundos de tiempo de espera, según Statcast. Fue el  56 de su carrera contra los Piratas. Esa es su tercera mayor cantidad contra cualquier rival, solo detrás de los Astros (62) y los Cachorros (59).

Pujols tuvo solo dos jonrones en abril y dos en mayo, y se quedó sin jonrones en junio. Ha bateado 19 desde entonces, 17 de ellos después del Juego de Estrellas de la MLB, un evento en el que Pujols fue un participante honorario, y recibió una lluvia de elogios por parte de los jugadores y entrenadores en el juego. 

Antes del choque, los Cardenales organizaron una actividad que duró 46 minutos para despedir a Pujols, el receptor puertorriqueño Yadier Molina y el lanzador estadounidense Adam Wainwright, que también pondrán fin a sus carreras este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *