Ultralujo imparable: Rolls-Royce y Bentley presentan resultados récord

La solución para no sufrir problemas de producción es sencilla: no fabricar volúmenes importantes y crear un producto exclusivo con márgenes impresionantes. Si bien el suministro de semiconductores ha comenzado a amainar en el segundo semestre de 2022, no es lo mismo ensamblar 8,8 millones de unidades, como entregó el Grupo Volkswagen en 2021, a que esta cifra sea de 6.021, como lo hizo Rolls-Royce al cerrar el ejercicio pasado . Ocurre lo mismo en casi cualquier industria: la vinícola, la relojera, la de la moda… en todas existen ejemplos de modelos de negocio que se centran en el volumen y otros en el margen unitario. Swatch factura mucho más que Rolex, pero al final la imagen de lujo solo está asociada a una de las dos. En la automoción, la analogía se puede establecer con dos marcas que son el epítome de la exclusividad, ambas inglesas: Rolls-Royce y Bentley. En el caso de la primera, el ejercicio 2022 se trató de un récord histórico, pues es la primera vez que se superó el umbral de ventas de 6.000 unidades, con un crecimiento del 7,8%. Su rival, Bentley, señaló su cuarto año consecutivo de crecimiento, con 15.174 entregas —teniendo en cuenta que algunos de sus vehículos se hundieron en el Atlántico—, un 4% más que en 2021. Ambos fabricantes se sobrepusieron a un descenso en la demanda en un mercado fundamental: China. El país, con las limitaciones del coronavirus impactó negativamente en sus ventas en un 9% para Bentley y de una caída «de un solo dígito», que fue, según su CEO, Torsten Müller-Ötvös , «compensado por el crecimiento en otros mercados». El precio medio de los pedidos fue de unos 500.000 euros para Rolls-Royce, y de 220.000 euros para Bentley , algo que ambas marcas asocian a sus exitosos programas de personalización, que pretenden potenciar de cara al futuro. Para las dos marcas inglesas, cada detalle se puede elegir a medida, incluyendo acabados de madera de 5.000 años de antigüedad para Bentley. La silueta más solicitada por los clientes resultó ser, en líneas similares al mercado general, la SUV. En el caso de Bentley, un 42% de sus matriculaciones recayeron en el Bentayga, un coloso refinado cuyo precio parte de los 217.200 euros. Rolls-Royce ya ha confirmado que lanzará al mercado el Cullinan para hacerle frente, con un precio estimado que parte de los 290.000 euros. MÁS INFORMACIÓN noticia No Así es el Ranger Platinum, el pick-up más lujoso de Ford hasta la fecha noticia No Vision Gran Turismo, el prototipo de Maranello diseñado para los videojuegos noticia No Primeras imágenes del VW ID.7: fuerte apuesta por el confort De cara al cierre de 2023, Müller-Ötvös afirma que su libro de pedidos «se extiende hasta bien entrado el 2023 para todos los modelos. No se ha encontrado ninguna ralentización en el número de compras», esto es cierto incluso tras la salida de Rusia, un mercado que suponía entre 250 y 300 unidades anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE