Una real ley del deporte

La Cámara de Diputados aprobó en dos sesiones consecutivas, y luego de declararlo de urgencia,  el proyecto que modifica la Ley General de Deportes de la República Dominicana (No.356-05), autoría del diputado Jesús Martínez Alberti, un proyecto que tenía un buen tiempo en la Cámara Baja.

El proyecto aprobado ahora pasa al Senado para su aprobación y posteriormente tendría que ser promulgado por el presidente de la República para completar el proceso.

Pero hay que ser honestos, el proyecto aprobado no está ni cerca de ser lo que necesita el deporte dominicano.

Este no trata de manera integral el tema del béisbol, una industria compleja y que tiene un impacto de más de US$200 millones anuales, que necesita de un protocolo mucho más complejo que los ocho artículos que refiere el proyecto.

Pero tampoco plantea realidades tan relevantes como el mecenazgo en el deporte dominicano, con los casos del programa Creando Sueños Olímpicos (CRESO) o el manejo de las selecciones nacionales de voleibol femenino, por Cristóbal Marte.

No me hace sentido que se proceda con una ley del deporte coja o inejecutable como la anterior, que casi 30 años después nunca pudo entrar en vigencia de manera eficiente.

Ojalá en el Senado encuentre el camino adecuado de ser completada y, entonces, se devuelva a la Cámara de Diputados para nuevamente ser conocida y aprobada.

El deporte dominicano necesita una legislación coherente y que se adapte a los tiempos que vivimos y para el futuro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE