El Glorioso Licey es “Marca País” desde 1971

“Cuando al punto final de los finales no le siguen dos puntos suspensivos” Sabina, Agua pasada

Los Tigres del Licey logró la primera de sus once coronas en Serie del Caribe, en San Juan, Puerto Rico, en la XIV edición la cual tuvo como escenario el estadio Hiram Bithorn iniciando el sello de Marca País en el béisbol del Caribe y el Pacífico.

Cuando se reanudaron estos eventos en 1970 con la participación de Venezuela y Puerto Rico, más República Dominicana que debutaba, se dieron cuenta que el número ideal para una real competencia era de cuatro, así que invitaron a México, pero necesitaba afiliarse al Béisbol Organizado, proceso que hicieron logrando el visto bueno el 5 de agosto de ese año, con el apoyo de Bobby Maduro, encargado de Grandes Ligas del Béisbol de Latinoamérica. Al jugarse la serie de 1971 en San Juan, Puerto Rico, los equipos competidores fueron Santurce como anfitrión, Licey de Dominicana, La Guaira de Venezuela y el debutante Hermosillo de México.

El primer encuentro de este clásico febrerino fue entre Hermosillo y Licey el 3 de febrero de 1971 y fue una blanqueada 5×0 del colectivo dominicano, con hermético pitcheo del estadounidense Chris Zachary, quien permitió 5 hits y ponchó 7. Hizo batería con Federico Velásquez y un solo corredor le llegó a tercera y dos a la intermedia. Perdió Maximino de León.

Cada edición de la Serie del Caribe tiene un sello particular, pero hay eventos que se recuerdan como si hubiesen sucedido ayer y uno de ellos fue los dos ponches, no tres, de Chichí Olivo. El jueves 11 de febrero de 1971, el relevista Federico -Chichí- Olivo, realizó uno de los relevos más dominantes que se conocen en estos clásicos ante los Cangrejeros de Santurce.

Con el Licey arriba en la pizarra 6-2, en el noveno episodio, los boricuas se rebelaron ante el derecho maeño Virgilio Barrientos que le otorgó bases por bolas a Don Baylor y Arsenio Rodríguez le conectó jonrón, poniendo el encuentro 6-4. Al ponerse el juego en la línea, Manuel Mota, mánager de la escuadra dominicana, llamó a sofocar el incendio al veterano Chichí Olivo.

El primero que enfrentó Olivo fue al temible Reggie Jackson y lo pasó por la vía del ponche, le dio la misma receta a Elrod Hendricks y le puso “Sellalotó” al episodio, dominando a Javier Andino con una “palomita de maíz”, como decía Max Reynoso, al jardinero central Vidal Nicolás. El relevo de Olivo permitió al Licey terminar invicto con 6-0 y darle a la República Dominicana su primer título caribeño.

Esta fue la única Serie del Caribe en que Reggie Jackson “Mister Octubre” vio acción, al jugar en los seis partidos, se fue de 22-4 para promedio de .182 con un jonrón.

Chichí Olivo vio acción en tres series, dos con los Criollos de Caguas en 1954 y 1956 y en 1971 con el Licey. Su récord fue de 1-2, con 3.87 de efectividad al permitir 22 hits en 21 entradas, con 15 ponches.

El jugador-mánager de los Tigres del Licey, Manuel Mota, ganó los honores del mánager invicto, jardinero central del equipo Todos Estrellas, líder de bateo con .579 de 19-11 y Jugador Más Valioso.

El jueves 1 de febrero en Miami, los Tigres del Licey, con la Bandera Nacional que le entregó ayer el presidente Luis Abinader por todo lo alto va tras la corona 12 de la Serie del Caribe 2024 y para lograrlo han conformado un combinado que analizado en el papel debe ser el club campeón y ratificar su etiqueta de “Marca País”.

Un día como hoy

  • 1957: En el quinto juego de la serie final, los Leones del Escogido derrotan 2-1 al Licey. El héroe del triunfo fue el segunda base Sparky Anderson quien remolcó dos vueltas. Connie Grob cubrió la ruta completa y se anotó la victoria.

  • 1961: Las Águilas del Cibao, en el sexto juego de la serie final blanquean 1-0 a los Leones del Escogido. Octavio Acosta cubrió la ruta completa y dejó a los melenudos en tres hits.

  • 1964: En el séptimo partido de la serie final, en el estadio Quisqueya, el Licey, con el estelar zurdo Guayubín Olivo, derrotó 4-1 a las Águilas. Olivo lanzó en grande y fue su último partido en el béisbol profesional retirándose después. En la serie regular tuvo marca de 9-2 y en la final consiguió dos.

  • 2002: En el estadio Cibao, el cubano Andy Abad, con dos corredores en circulación, dispara jonrón contra Luis Vizcaíno para derrotar a las Águilas 9-8 y darle al Licey la corona 17 del torneo doctor César Dargam. Ese batazo se conoce hoy como el Tulilazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE