Luciano Benavides repite triunfo de etapa en Dakar, Carlos Sainz se hunde

El argentino Luciano Benavides (Husqvarna) logró este martes la victoria en la novena etapa del Rally Dakar en la categoría de motos, entre Riad y Haradh, mientras que en autos el español Carlos Sainz se hundió tras volcar su Audi, lo que le hizo pensar en abandonar antes de cambiar de opinión.

El pequeño de los hermanos Benavides, de 27 años, cruzó la línea de meta después de 358 km de especial (la parte cronometrada de la etapa) en una arena en parte mojada, con 1 minuto y 2 segundos de ventaja sobre el australiano Toby Price (KTM) y 2 minutos y 57 segundos sobre el estadounidense Skyler Howes (Husqvarna).

Howes continúa, por quinta jornada consecutiva, al frente de la clasificación general, pero Price, que tenía 13 segundos de retraso el martes, se aproximó y apenas tres segundos separan a ambos en este momento.

El argentino Kevin Benavides y su KTM son terceros (a 5 minutos y 9 segundos) y el francés Adrien Van Beveren (Honda), que apenas estaba a 2 minutos y 49 segundos líder en la salida de etapa, queda ahora descolgado a 15 minutos y 40 segundos, después de haberse perdido en la primera parte de la carrera.

El español Joan Barreda (Honda) abandonó después de una caída en el km 16, en la caída en un salto en una duna. Fue trasladado en helicóptero y tenía dolor en la espalda, según los organizadores.

Lo que pasó con Carlos Sainz

También pareció abandonar Carlos Sainz (60 años), tres veces ganador del Dakar, tras un accidente durante la etapa de autos, que ganó el francés Sébastien Loeb (Prodrive).

«El piloto español, que perdió el control de su Audi en el kilómetro 6, quiso esperar a recibir asistencia para intentar reemprender la etapa, pero finalmente desistió, aquejado de dolores torácicos en el costado derecho», indicó en un primer momento el organizador ASO.

Sainz y su copiloto Lucas Cruz salieron ilesos del accidente que se produjo cinco kilómetros después de la salida, pero fueron llevados por precaución al hospital de Riad para ser sometidos a exámenes, explicaron entonces los organizadores.

Cambio de opinión

Unos minutos más tarde, ASO mencionó un cambio de opinión de Sainz: «El español quería darse una oportunidad para reanudar la carrera y pidió al helicóptero médico que se dirigía al hospital que diera media vuelta y le llevara de vuelta a su coche. Ahora, con Lucas Cruz esperando su vehículo de asistencia. A menos que cambie de opinión».

Loeb fue el más rápido

En lo referente al triunfo de etapa, Loeb fue el más rápido después de 686 km entre Riad y Haradh. El lituano Vaidotas Zala fue segundo del día (3 minutos, 7 segundos) y el francés Guerlain Chicherit tercero (4 minutos, 18 segundos), en un podio 100% Prodrive.

Loeb, sin opciones de victoria por su gran retraso respecto al líder de la general, una hora y 40 minutos respecto al catarí Nasser Al Attiyah (Toyota), cumplió al menos una parte de su objetivo: lograr una nueva victoria para conseguir puntos para el Mundial y subir al podio.

Distanció en esta ocasión en 11 minutos y 8 segundos a Al Attiyah.

Loeb, con su copiloto Fabian Lurquien, está ahora a apenas 19 minutos del segundo, el joven brasileño de 25 años Lucas Moraes (Toyota), que continúa brillando en su primer Dakar.

El sudafricano Henk Lategan le cedió su segundo puesto en la clasificación general después de perder 40 minutos debido a un problema mecánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *