Mahomes, Swift y Beyoncé, platos fuertes del primer Super Bowl en Las Vegas

El esperado primer Super Bowl en Las Vegas cumplió con las expectativas al ofrecer un partido de infarto resuelto con un triunfo en la prórroga de los Kansas City Chiefs, pero también con las apariciones de figuras alejadas del deporte como Taylor Swift y Beyoncé.

A continuación los platos fuertes de la edición 58 de la gran cita del deporte estadounidense, en la que los Chiefs revalidaron el título de la liga de football americano (NFL) al vencer 25-22 a los San Francisco 49ers.

Patrick Mahomes agranda su leyenda: aunque muchos vaticinaban un festival ofensivo, este Super Bowl fue un partido de defensas en el que ambos equipos avanzaron en el marcador a base de goles de campo.

El juego, de extrema igualdad, se decantó del lado de los Chiefs gracias al talento generacional de Patrick Mahomes, que volvió a comandar una remontada de dos dígitos hasta elevar su tercer trofeo de la NFL y su tercer MVP.

A sus 28 años, Mahomes sigue en ruta hacia el récord de siete coronas del mítico Tom Brady.

– Todas las miradas sobre Taylor Swift: tras haber volado la víspera casi 9.000 km desde Tokio, la cantante estadounidense llegó al Allegiant Stadium a tiempo para apoyar en vivo a Travis Kelce, su pareja y figura de los Chiefs.

La superestrella del pop se instaló en un palco de lujo junto a la actriz Blake Lively, la cantante Lana Del Rey, el rapero Ice Spice y la familia de su pareja.

Swift vibró, bailó, se emocionó y sufrió sin dejarse una uña a salvo hasta que los Chiefs lograron el touchdown ganador a falta de tres segundos para el final de la prórroga.

La cantante corrió hacia el césped para besar y enfundarse en un largo abrazo con Kelce, en un momento muy esperado por sus aficionados.

– La montaña rusa de Kelce: el ala cerrada de los Chiefs, bajo los focos como nunca en su carrera, vivió momentos de tensión en el partido que se materializaron en un agresivo gesto hacia su veterano entrenador Andy Reid, al que gritó y empujó en la banda.

Tras apenas una recepción de una yarda en la primera mitad, el coloso (1,96 m, 113 kg) se rehízo tras el descanso y contribuyó al triunfo de Kansas City con un total de 93 yardas, la mayor cifra de un receptor en el juego.

– Usher en modo Vegas: la figura del R&B entusiasmó a los 61.000 espectadores en el emblemático show del intermedio, muy inspirado en la simbología de la capital del juego.

A Usher lo acompañaron acróbatas, falsos croupiers y bailarines de barra, así como invitados sorpresa como Alicia Keys y el rapero Ludacris.

“Yeah!”, “Love In This Club” y “Burn” resonaron en Las Vegas, donde Usher fue artista residente entre 2022 y 2023.

Beyoncé se promociona: Ya algo eclipsado por la presencia de Taylor Swift, Usher vio cómo también Beyoncé reclamaba atención durante el evento.

La “Queen Bey” acudió con su marido, el magnate del hip hop Jay-Z, y anunció un nuevo álbum durante un comercial en el tiempo en el que intenta repetidamente “romper Internet”.

– Messi y Affleck en las pantallas: entre los cotizados anuncios de televisión, otra de las grandes atracciones del Super Bowl, los aficionados vieron aparecer multitud de rostros conocidos, entre ellos Lionel Messi y Ben Affleck.

Messi, astro de la liga de fútbol norteamericana desde su fichaje por el Inter Miami, dribló bañistas y hasta a un perro en una paradisíaca playa para promocionar una marca de cerveza.

De su lado, Ben Affleck consiguió destacarse otra vez en medio de la avalancha de comerciales, de nuevo para una conocida marca de donuts.

Esta vez el actor y director prueba fortuna como cantante, apoyado por su amigo Matt Damon y el propio Tom Brady, frente a la mirada consternada en el estudio de grabación de su pareja, Jennifer López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE