El instructor militar del Príncipe Harry niega rotundamente su versión en Afganistán

Uno de los capítulos más llamativos de ‘Spare’ (‘En la sombra’, en español), la polémica biografía del Príncipe Harry (38 años), es cuando relata su etapa en Afganistán, donde estuvo, según cuenta, destinado al menos en seis ocasiones y que mató a 25 personas mientras se desempeñaba como piloto de helicóptero en la guerra del país. El hijo del Rey Carlos III , que sirvió en el Ejército durante diez años, ascendiendo al rango de capitán, relata en sus memorias que no pensaba en esas 25 vidas como «personas», sino como «piezas de ajedrez» de un tablero. Harry, que durante su segunda visita a ese país voló un helicóptero de ataque Apache, sostuvo que no era un hecho que lo llenara de satisfacción, pero tampoco lo «avergonzaba». Noticias Relacionadas estandar No Una sesión de fotos desnuda con 10 años, un papel como prostituta infantil y una violación: la traumática carrera como actriz de Brooke Shields R. Fernández estandar No La defensa de la exmujer de Dani Alves: «Haré lo que haga falta para ayudarle» R. Fernández Unas declaraciones que indignaron sobremanera a algunos veteranos británicos. «Harry se volvió contra la otra familia, la militar, que una vez le abrazó, tras haber destrozado a su familia biológica », afirmó el coronel retirado Tim Collins , que dirigió un batallón en Irak en 2003. El Príncipe Harry REUTERS Anas Haqqani , alto líder talibán, criticó al duque de Sussex por considerar a sus blancos como «piezas de ajedrez»: «Eran humanos, tenían familias que esperaban su regreso», tuiteó. Ahora ha sido el propio instructor militar de Harry quien se ha pronunciado sobre sus polémicas palabras a través del diario británico ‘al periódico ‘Sunday Mirror’. Durante la entrevista, Michael Booley afirma que se quedó «asombrado» por el relato que hizo el hermano del Príncipe Guillermo sobre uno de sus vuelos de entrenamiento, insistiendo en que su testimonio es «inexactos»: «Estoy asombrado por esto. Incluso en estado de shock ». «En uno de nuestros primeros vuelos juntos, sin previo aviso, Booley arrojó el avión en picada. Sentí que el ala izquierda se hundió, una sensación enfermiza de desorden, de entropía, y luego, después de varios segundos que parecieron décadas, recuperó el avión y niveló las alas. Lo miré fijamente. ¿Qué diablos? ¿Fue un intento de suicidio abortado? No, dijo suavemente. Esta era la siguiente etapa en mi entrenamiento», se puede leer en ‘En la sombra’, a lo que su instructor responde: «Si bien en el libro me felicita, me temo que el recuerdo de las salidas y lecciones es inexacto . Es importante resaltar que nada en la cabina es una sorpresa. Cada salida se informa minuciosamente de antemano, cada aspecto. La salida se realiza exactamente de acuerdo con ese resumen. La única vez que hay sorpresas es más adelante en el plan de estudios, no como se indica en el libro, cuando se introducen las emergencias. Los fallos de motor se practican antes del primer solo obviamente, por si el alumno los sufre». El Príncipe Harry Booley, de 57 años, cree que esta dramatización de los hecho podría deberse a la ayuda de J.R. Moehringer , el prestigioso escritor fantasma que ayudó al Príncipe con su libro. «Creo que se ha dramatizado la referencia a las salidas aéreas. Creo que es el resultado de la escritura fantasma. Nunca lo llamé teniente Wales , era un oficial y lo llamé ‘Señor’», sentenció. A pesar de todo, el militar jubilado mantiene un buen recuerdo del duque de Sussex. «Era un estudiante excepcional, muy talentoso. Es un amigo y un hombre al que respeto inmensamente y que siempre me escucharía», zanjó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *